Si lo utilizas avisa

Todas las fotografías y poemas publicados en este Blog han sido realizados por Rosa Mª García Vázquez. Se permite la publicación de ambas (poemas y fotografías) siempre que en los créditos correspondientes haga referencia a "Tesela" y a su autora, bajo el expreso conocimiento previo de ésta. Queda prohibido lucrarse con los contenidos publicados en este Blog.

rosamigarcia@yahoo.es

jueves, 15 de octubre de 2009



Hoy, después de leer el post que mi amiga Ligia titula OPINIÓN, me sentí decidida a realizar un comentario que acabó siendo larguísimo cuando no llevaba contado ni la mitad de lo que me hacía burbujas en la cabeza. Así que me dije: "¿Niña, por qué no lo cuelgas en tu blog?"
Y ahí que voy...


Como "profe" que soy tengo algunos y algunas controladores y controladoras de mi trabajo en el aula, como unos 25 más o menos.
Estos niños y niñas con los que convivo y descubro cosas cada día son los jefes y jefas más exigentes que cualquier trabajador pueda tener.

¿Seño,hoy no hacemos cálculo?

Seño a mí no me has corregido el ejercicio
¿Por qué ella puede y yo no?
¿Cuándo vamos de excursión?
etc...
etc...
etc...
etc...
Es difícil ser justa y tratarlos a tod@s "por igual"

No me quejo, estoy escribiendo estas líneas con una gran sonrisa en la cara, son mis niños y niñas, me encanta dar clase; ellos hacen que se me olvide cualquier problema cuando cruzo la puerta del aula.

¿Entonces, de qué me quejo? Quizás de tod@s las personas que sin haber entrado en una clase están convencidas de que saben como tengo que hacer mi trabajo: mamás, papás, abuelas, el señor del banco que dice que tengo muchas vacaciones pero que jamás estudiaría para ser maestro, los grandes pedagogos que nunca han pisado un aula................................

Es como si un buen día me encontrase enferma, fuera a la consulta del médico y le dijera qué diagnóstico debe poner en mi historial y la medicina que debe recetarme.

¿Educar o trasmitir conocimientos?

Creo que se puede enseñar a cualquier persona unas técnicas metodologicas que faciliten la instrucción, el traspaso de conocimientos que la ciencia ha atesorado a lo largo de los siglos; pero educar es otra historia.

Educar implica dar recursos a un niño o niña para que se desenvuelva por sí mismo en una sociedad con unas normas preestablecidas, pero que a la vez sea capaz de cambiarla y mejorarla; y todo ello sin dejar de ser especial y único: libre.

¿Educa la escuela o educa la familia? O lo que es lo mismo ¿Educa la maestra o educa la madre? ( porque siempre somos las mujeres)

Yo opino, después de 32 años de maestra de primaria y secundaria, y como madre y abuela, que tenía mucha razón aquel que dijo:
"Hace falta una tribu para educar un niño"

Pero la sociedad actual dista mucho de acercarse a esa idea, quizás por eso nuestros chicos y chicas son unos mal educados y mal instruidos. Sí, lo son.

Quizá no sea sólo la economía lo que está en crisis en esta sociedad cuando los jóvenes abandonan los estudios, se dejan llevar por los vicios del alcohol y las drogas y asaltan con violencia contra todo, incluso las comisarías de policía.

Quizá deberíamos volver a ser una tribu.








3 comentarios:

  1. Pues sí, Rosa. Tienes mucha razón en tu "comentario". Conozco muchos profesores, y sé perfectamente lo fácil que es "nadar fuera del agua". La gente no ve sino las vacaciones que tienen y se permiten el lujo de criticar su trabajo, aunque nadie les "arrienda las ganancias".
    Yo hago una comparación del trabajo de profesor con el de enfermero, en cuanto a que se necesita AMAR la profesión, para poder cumplir con ella y con todo lo que conlleva. Me ha gustado mucho el post. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Me voy a callar... soy profe, llevo...37¡¡¡¡¡¡ años en el oficio. Sólo digo una cosa: ¡A ver que padre, madre, abuela o político de hoy en día tiene los santísimos...... de encerrarse en un aula con 35 adolescentes de segundo de bachillerato.

    ¡Así... no vamos bien...! ¿Alguien lo entiende... y hará algo inteligente? No, ¿verdad? Pues ya se lo encontrarán.


    besos

    ResponderEliminar
  3. Yo no hago unas oposiciones ni de loco... que mérito tienen los profesores que se meten con miuras todos los días en las clases...

    Saludos y un abrazo!

    ResponderEliminar

Alguien habrá que algo dirá.