Si lo utilizas avisa

Todas las fotografías y poemas publicados en este Blog han sido realizados por Rosa Mª García Vázquez. Se permite la publicación de ambas (poemas y fotografías) siempre que en los créditos correspondientes haga referencia a "Tesela" y a su autora, bajo el expreso conocimiento previo de ésta. Queda prohibido lucrarse con los contenidos publicados en este Blog.

rosamigarcia@yahoo.es

lunes, 23 de junio de 2008




Un pequeño pájaro dejó unas ramas bajo mi escalera, sobre la luz de la puerta de la bodega, pero mi marido tocó el incipiente nido que ya no terminó.
Quizás pensó que el lugar era inseguro o quizá no llegó a encontrar pareja esa primavera.
A finales del pasado mes de abril, acompañado de su pareja, el pequeño pajarillo ha vuelto a mi escalera para hacer su nido.
Feliz por la segunda oportunidad que la naturaleza me ofrecía, sintiéndome elegida y bendecida con el mejor de los regalos, he respetado e ignorado en dócil apariencia el ir y venir de los minúsculos arquitectos y observando con una fingida indiferencia cómo surgía un hogar de la nada y como nacían tres poyuelos.
Han sido atiborrados de insectos hasta que ayer, cuando parecía que ya no cabían en el nido, sus progenitores los llamaron desde la alambrada del patio hasta que consiguieron hacerlos salir del nido.
Los tres felizmente volaron, primero a un pequeño saliente y después a cielo abierto hasta los chopos.
Ya los perdí de vista.
No sé porqué, pero este acercamiento de las huidizas insectívoras a mi hogar, me ha hecho sentir que era merecedora de tal privilegio por mí misma. Me he sentido querida porque sí, sin tener que hacer nada a cambio, sólo respetar esa vida.
No he tenido que agradar a nadie para conseguir su elección, ni comprar nada, ni dejarme comprar por nada ni por nadie...

No he retirado el nido y espero con ilusión una nueva primavera.

5 comentarios:

  1. Pues sí que te puedes sentir afortunada, pareces la elegida. Y es curioso eso de que en cuanto les tocas el nido se dan cuenta y lo aborrecen por temor o lo que sea, pero es así. Bonitas reflexiones. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sólo has tenido que respetar su propia existencia... No es tan difícil...

    Una genial experiencia que espero que se repita más años

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. conozco esta sensación y es muy agradable... no tener que demostrar nada y sentirse el objetivo elegido, sin ningún tipo de transacción previa ni negociación :)

    un beso

    ResponderEliminar
  4. La suerte es aleatoria,va y viene, como los pájaros.Los animales a veces nos enseñan que, aunque nos equivoquemos(repasa la ortografía,por cierto), debemos seguir nuestro propio instinto.Hermosa experiencia.Un beso,hermana.

    ResponderEliminar
  5. Que hermoso y que cierto.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar

Alguien habrá que algo dirá.