Si lo utilizas avisa

Todas las fotografías y poemas publicados en este Blog han sido realizados por Rosa Mª García Vázquez. Se permite la publicación de ambas (poemas y fotografías) siempre que en los créditos correspondientes haga referencia a "Tesela" y a su autora, bajo el expreso conocimiento previo de ésta. Queda prohibido lucrarse con los contenidos publicados en este Blog.

rosamigarcia@yahoo.es

domingo, 3 de junio de 2007

Tic-Tac


He leído en algún libro que son cientos de miles de "nanosegundos" los que "gastamos" en chasquear dos dedos de nuestra mano.

¿Cómo podemos fragmentar de tal manera el tiempo?

¿Así organiza el macrosistema nuestra vida?

No se valora sólo lo que hacemos sino cuanto hemos tardado en realizarlo.

El sistema educativo da a los niños y niñas estrictos tramos temporales para conseguir sus objetivos.

El jefe nos presiona con un "ya" pidiendo resultados en nuestro trabajo.

Tenemos permiso de 2 y 4 días para sufrir nuestros duelos y enterrar a nuestros muertos.

Y sin embargo yo sé que mi corazón tiene un tic-tac que no entiende de horas, minutos, segundos o milésimas de segundo.

Sólo los muertos miran su reloj, los vivos escuchamos nuestro corazón.

3 comentarios:

  1. Opino como tú,el ritmo que debemos seguir es el del corazón...Yo no entiendo otros...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Vengo un ratito a saludarete y dejarte un pensamiento.

    Hundo mis manos en el fondo bello de tus letras y me pierdo buscando como hallarte.

    Recorro el abismo flotando en sensaciones y tu alma me llega florecida;
    te detecto y mi nervio enloquecido te abraza y te bendice felíz de haberte hallado

    Recibe un beso en tu alma.

    ResponderEliminar
  3. Vaya...quise dejar mi comentario y no pude...
    Las palabras se pierden en ese tiempo que es mejor no contar, no tener en cuenta, no tener tan presente y acaban por desvanecerse...
    Tan sólo quería decir que el alma no entiende de agujas, que se deja llevar por el viento...Que a veces nos pasamos la vida contando cuánto queda, cuánto ha pasado y se nos olvida todo lo demás. Aunque a veces consigamos olvidar ese reloj que llevamos todos a cuestas y podamos disfrutar...
    Un besote

    ResponderEliminar

Alguien habrá que algo dirá.